¿Cómo nos puede ayudar la semántica a aprender inglés?

¿Que se necesita para aprender inglés?

Como estudiantes de inglés hemos de tener en cuenta muchas cosas para dominar bien el manejo de la lengua. El aprender con éxito una lengua no consiste solamente en saberse todas las reglas gramaticales, o en únicamente saber cómo se pronuncian todas las palabras, es mucho más. Hay que buscar un equilibrio entre todas estas disciplinas, es decir, tan importante es aprender el idioma. Eso significa saber a pronunciar correctamente, como conocer las reglas gramaticales, como conocer los principios de formación de palabras. Porque una sola de estas partes no nos va a dar el dominio de la lengua necesario para poder expresarnos de manera correcta y comprensible, que es al fin y al cabo el objetivo que buscamos.

 

Importancia del vocabulario

El vocabulario cuando estudiamos una lengua extranjera es importante, porque nos permite unir los conceptos que nosotros podemos expresar en nuestro idioma con la palabra que los define en la otra lengua. Y para poder ampliar nuestro vocabulario de una manera más sencilla y rápida es donde entra en juego la semántica. Esta es la parte de la lingüística que se encarga de estudiar el significado de los distintos signos lingüísticos, es decir, estudia el significado de los prefijos, sufijos, raíces, etc. Se encarga de saber que significan los distintos tipos de palabra y también de saber cómo se forman.

 

Como crear palabras

En un idioma siempre existen diversas formas de crear nuevas palabras como por ejemplo la derivación, la composición, los neologismos, etc. Una lengua es siempre un organismo vivo y está siempre cambiando, aparecen constantemente palabras nuevas y otras caen en desuso ya sea porque el objeto físico al que representan deja de usarse o porque cambian de significado y se utilizan de manera diferente. Pues bien, todo esto es lo que estudia la semántica y todo esto puede sernos muy útil a la hora de ampliar nuestro vocabulario y aprender ingles.

 

Fundamentos de formación de palabras

Conocer los fundamentos de cómo se forman las palabras nuevas nos ayudará a saber su significado sin la necesidad de recurrir al diccionario cada vez que queramos entender una palabra. Por ejemplo a través de la derivación de palabras podemos formar otras nuevas simplemente añadiendo un sufijo (partícula que se añade al final de la palabra) o un prefijo (partícula que se añade al principio de la palabra) que cambien por completo su significado y la forma en la que se usa esa palabra. Por ejemplo si a la palabra “easy” (fácil) le añadimos el sufijo “ly” estaremos creando un adverbio a partir de un adjetivo, “easily”. Y si sabemos esto podemos saber, sin necesidad de buscar su significado que esta palabra se traduciría como fácilmente. Otro ejemplo es el prefijo “un”, este prefijo lo utilizamos para indicar lo contrario al significado original, es como el prefijo “des” en castellano, si lo añado a un verbo como “do” (hacer) crearé la palabra “undo”. Y conociendo el significado de la palabra original puedo saber que esa palabra significa deshacer.

 

Por esta razón cuanto más conozca la semántica y los principios de la formación de palabras, más fácil me resultará comprender los secretos del vocabulario sin tener que estar constantemente pegado a un diccion